¡Quiero Ayudar!

Ayudar a un perro o gato en situación de riesgo es extremadamente sencillo, pues hay muchas alternativas para hacerlo y prácticamente todo el mundo puede encontrar una opción que le venga bien.

¿Qué es un animalito en situación de riesgo? Una mascota que se ha perdido, un animalito recién nacido que fue abandonado, o uno que no tiene hogar y está desnutrido, enfermo o herido, o que se encuentra en un lugar peligroso por los riesgos que corre de que alguien lo maltrate o de que se lastime; esto puede suceder aún en manos de su dueño.

Es cierto que estos animales generalmente necesitan mucha ayuda, pero sólo una pequeñísima acción puede cambiar su destino. Se pueden mejorar enormemente las condiciones de un animalito desde el mismo instante en que alguien lo encuentra y decide iniciar la cadena de ayuda, y de ahí en adelante, cada pequeña acción, por insignificante que parezca, le da más oportunidades de vivir y de encontrar un hogar.

¿CÓMO PUEDO AYUDAR? AQUÍ HAY SÓLO UNOS CUANTOS EJEMPLOS:

COMPARTE publicaciones en redes sociales de aquellos que estén tratando de ayudar a un animalito. Entre todos tus amigos y contactos puede estar esa persona que ansía ayudar o adoptar, y que puede hacerlo de forma inmediata.

PUBLICA en redes sociales a los animalitos heridos, o que parecen estar perdidos. Si no puedes hacer más en ese momento, tómate un momento para fotografiarlo y reportar su caso de forma breve pero precisa.

DIFUNDE actividades de fundaciones y organizaciones para la esterilización de animales, y habla con tus vecinos, amigos y familiares sobre la importancia de esterilizar a sus mascotas para terminar con el maltrato animal en las calles.

¡NO COMPRES ANIMALES! Muchos animales que están a la venta provienen de forma directa o indirecta de personas que crían animales de forma ilegal. Muchos animales “de raza” son robados para explotarlos en criaderos de animales. Incluso aquellas personas que de buena fe reproducen a sus mascotas para luego vender los cachorros, pueden estar contribuyendo a esta explotación sin saberlo, pues ponen en el mercado cachorros susceptibles de ser explotados debido a la demanda que existe de animales de determinada raza. Ayuda a terminar con la cría indiscriminada y el abandono, ¡NO COMPRES ANIMALES!

PARTICIPA en los eventos, rifas y promociones de las fundaciones que rescatan animales, o de las clínicas veterinarias que dan facilidades para el tratamiento de animalitos rescatados. Si no puedes participar, ¡publica en redes sociales!

APADRINA a un animalito de un albergue. Con sólo un pequeño aporte mensual que puede ser de tan sólo 100 pesos mantienes a un animal fuera de las calles en un lugar seguro y limpio.

APORTA comida para mascotas, material de limpieza, medicinas veterinarias, cualquier cosa que te sobre y que pueda utilizarse en un albergue para animales o para quien le esté dando “foster” o alojamiento temporal a un animalito. También puedes aportar dinero en efectivo para su tratamiento veterinario.

CONSUME para tus propias mascotas los productos y servicios de personas y médicos veterinarios que participan activamente en el rescate animal. Muchas fundaciones venden productos para mascotas para ayudarse a costear sus refugios y los tratamientos de animalitos de la calle.

COORDINA “FOSTER” o alojamiento temporal para animales en situación de riesgo con personas que están dispuestas a darlo y que tienen un espacio libre y seguro (un solar, un cuarto de servicio, un patio).

VISITA refugios para colaborar con ellos en sus labores diarias, o simplemente para jugar con los animales. Pregunta si puedes llevar a tu propio cachorrito a socializar con algunos de sus hospedados más amigables; la socialización es fundamental para los cachorros.

ALIMENTA a animalitos de la calle cuando tengas algo a la mano, ofréceles agua limpia.

TRANSPORTA animales que necesiten ser trasladados a su nuevo hogar o para recibir tratamiento. También puedes aportar para cubrir el costo de su viaje.

ADOPTA un animalito, llévalo a casa y permítele ser parte de tu familia. Los hay de todos los tamaños, edades y formas, y todos sin excepción pueden volverse los mejores compañeros si les das cariño y les tienes paciencia mientras se adaptan a su nueva vida. No temas pedir consejos y ayuda durante el proceso de adaptación y educación.

REFUGIA a un animalito herido o vulnerable en tu casa, aunque sea por una noche, especialmente si se trata de hembras con recién nacidos, o animalitos recién nacidos abandonados.

EDUCA a tus familiares, amigos y conocidos sobre cualquiera de los aspectos que tratamos en esta página: los beneficios de esterilizar, las formas de ayudar al rescate animal, las vías para educar sobre el maltrato.

DENUNCIA la negligencia, el abandono y el maltrato animal a través de las vías legales que existen. No toleres dentro de tu comunidad, de tu familia o tu círculo de amistades que se maltrate, lastime o abandone a los animales; estas conductas están prohibidas y se sancionan. La educación es el primer paso reducir el sufrimiento animal.